Puntos suspensivos...

“Pero el silencio es cierto. Por eso escribo. Estoy sola y escribo. No, no estoy sola. Hay alguien aquí que tiembla. Algo caía en el silencio. Mi última palabra fue yo, pero me refería al alba luminosa”.

Alejandra Pizarnik

_________________________

Entre ellos, tan solo median unos metros, pero para el que no es consciente de la proximidad espacial, la distancia, sigue siendo de años.

A través de la ventana, el sol, irrumpe sin ambages hasta donde se hallan, provocando diferentes reacciones. Uno, levanta la vista a la defensiva buscando un ángulo más cómodo de lectura. La otra, sigue prefiriendo el amparo del anonimato y vela con rapidez su rostro, apoyando la frente de forma aparentemente casual en su mano izquierda a modo de visera, para simular seguir escribiendo.

Le ve abrir el paquete de klínex y recuerda su híper sensibilidad a los ácaros del polvo. Sabe entonces, que no tardará…

View original post 83 more words