Repensar el arte

Captura-de-pantalla-2014-03-10-a-las-20.38.59

La retrospectiva de Yoko Ono que se realizó de marzo a septiembre del 2014 en el Guggenheim de Bilbao ha sido una de las más visitadas y más incomprendidas de este año. Y, lo cierto, es que no me extraña. Intentar comprender la mayoría de sus obras en aquel formato era como intentar comprender cómo funciona un organismo vivo en una sala forense.

Sin embargo, uno podía llegar a imaginarse la revolución que estos artistas llevaron a cabo en los años 60 y 70. Al comienzo de la retrospectiva se encontraban una serie de curiosas correspondencias que solicitaban que se realizara un “círculo” junto con algunas preguntas. Las cartas no tenían más misterio, pero mostraban el círculo de colaboradores y amigos de Yoko: Maciunas, Cage, Makes, entre otros. Allí estaban sus letras, firmas, tachones, como asegurando: “Nosotros existimos y revolucionamos el arte con estas cosas tan pequeñas”.

Media-habitación-1024x682 Media habitación

La colaboración…

View original post 519 more words