lifetravelmusic

Si hay algo que tenía pendiente era conocer el norte de mi país. Tuve la oportunidad de hacerlo en Septiembre/Octubre del 2013. Me recibió una cálida Salta todavía silenciosa por ser un domingo a la hora de la siesta. Literalmente el apodo de “la linda” le sienta bien. Más que bien diría yo. Gente amable, paisajes asombrosos y las montañas rodeándote siempre. Sin dudas las famosas empanadas salteñas son las mejores que probé en mucho tiempo…
Y luego de la primera pero increíble impresión que me llevé, cumplí uno de mis sueños: ríanse pero sí, quería conocer a una llama. Las de las famosas postales o aquella publicidad de Telecom de los ’90. Así fue que el simpático animalito me sacó la primera gran sonrisa de muchas durante mi recorrido norteño. Hasta que arribé a la tierra del vino torrontés: “Cafayate linda linda, no te hagás la que no oís”…

View original post 513 more words